Ejercicio físico en diabetes tipo 2, mejor por la tarde
En este estudio, los adultos con diabetes tipo 2 tuvieron la mayor mejora en el control de la glucosa cuando estaban más activos por la tarde. Foto: Freepik

Durante cuatro años, un equipo interdisciplinar de científicos de Estados Unidos estudió a un total de 2.416 hombres y mujeres con sobrepeso/obesidad y diabetes tipo 2, para determinar la asociación de la hora del día de ejercicio físico moderado a vigoroso con los cambios en el control glucémico. La respuesta es clara: mejor hacer ejercicio por la tarde.

Investigadores del Centro de Diabetes Brigham and Joslin encontraron que los participantes, que eran físicamente activos, por la tarde tenían mayores reducciones en el nivel de azúcar en la sangre que aquellos que eran más activos en otros momentos del día. Los detalles de la investigación figuran en un studio que difunde Diabetes Care.

El mismo día que la comunidad biomédica conocía este trabajo, otros científicos, también estadounidenses, anunciaban en Journal of Clinical Medicine que habían conseguido mapear con éxito regiones específicas del cerebro que se activan en asociación con cambios en el azúcar en sangre.

En este trabajo experimental de la Universidad de Texas, los resultados proporcionan nueva evidencia de que hay neuronas que se activan rápidamente y, quizá, elementos gliales que se involucran dentro de los 15 minutos posteriores al desafío glucémico.

Los nuevos mapas proporcionados en este estudio constituyen un paso importante hacia un mapeo global estandarizado y una evaluación de todo el cerebro de las respuestas celulares a los desafíos glucémicos, lo que puede permitir intervenciones clínicas o terapéuticas más refinadas para aquellas personas que experimentan complicaciones como resultado de hipoglucemia iatrogénica y /o alteración de la utilización de la glucosa.

Durante 13 años, estos científicos utilizaron análisis microscópico para identificar poblaciones de células específicas en el cerebro que parecen responder a cambios rápidos en el azúcar en sangre.

Diabetes 2 y ejercicio

Volviendo al primer estudio publicado en Diabetes Care, los investigadores utilizaron datos del estudio Look AHEAD (Action for Health in Diabetes), un ensayo controlado aleatorizado que comparó una intervención intensiva en el estilo de vida con apoyo y educación sobre la diabetes en pacientes diagnosticados con el tipo 2 y sobrepeso u obesidad para rastrear el desarrollo de enfermedades cardiovasculares a lo largo del tiempo.

“En este estudio, demostramos que los adultos con diabetes tipo 2 tuvieron la mayor mejora en el control de la glucosa cuando estaban más activos por la tarde”, insiste Jingyi Qian.

El equipo analizó datos de actividad física del primer y cuarto año del estudio Look AHEAD. Durante el estudio, los participantes usaron un dispositivo de registro de acelerometría de cintura para medir la actividad física.

Cuando el equipo de Brigham y Joslin revisó los datos del año uno, determinaron que aquellos que realizaban actividad física de moderada a vigorosa por la tarde tenían la mayor reducción en los niveles de glucosa en sangre. Al comparar los datos del año cuatro, el grupo de la tarde mantuvo una reducción en los niveles de glucosa en sangre. Además, el grupo de la tarde también tuvo la mayor probabilidad de dejar de tomar sus medicamentos para reducir la glucosa/diabetes.

Sin embargo, estos investigadores reconocen que su trabajo tiene una serie de limitaciones. Por ejemplo, reconocen que es observacional y no mide factores de confusión como el sueño y la ingesta dietética.

Cuando, en futuros trabajos, comprueben sus hallazgos para investigar los mecanismos subyacentes que pueden explicar por qué la hora del día de actividad puede influir en el control de la glucosa en sangre, entonces podrán facilitar recomendaciones específicas de actividad física para los diabéticos tipo 2.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here