Vinculan el dolor de crecimiento rápido en niños con migrañas
El dolor de crecimiento en las piernas ocurre hasta en uno de cada cinco niños, entre los dos y los 12 años. Foto: gpointstudio/Freepik

Un centenar de niños ha participado en un innovador estudio de científicos y clínicos de Brasil, en el que su principal conclusión es que el dolor asociado al crecimiento en los miembros inferiores es un indicativo de que pueden aparecer, con el tiempo, migrañas.

El neurólogo Raimundo Pereira Silva-Néto, de la Universidad Federal del Delta del Parnaíba, dirigió el trabajo difundido en Headache The Journal of Head and Face Pain, en el que participaron neurocientíficos de otros centros e instituciones de Brasil, entre ellos, el Centro de Dolor de Cabeza de Rio de Janeiro.

El estudio incluyó a un centenar niños y adolescentes nacidos de madres diagnosticadas de migrañas y atendidas en una clínica de dolores de cabeza. La mitad de los jóvenes experimentó dolores de crecimiento.

Aunque la muestra es pequeña, según los investigadores es significativa ya que el seguimiento fue de cinco años. Completaron el estudio 78 pacientes de los que 42 eran del grupo de madres migrañosas y 36 del grupo control.

La cefalea que cumplía con la Clasificación Internacional de Trastornos de Dolor de Cabeza, criterios de diagnóstico de la tercera edición para migraña sin aura o migraña probable, se produjo en 32/42 (76%) de los pacientes con dolor en las extremidades inferiores y en 8/36 (22%) de los controles (p < 0,001).

En la muestra que inicialmente tuvo dolores de crecimiento, persistieron en 6/42 (14%) y aparecieron en 14/36 (39%) de los que previamente estaban asintomáticos (p = 0,026).

Dolor de crecimiento

Según la Asociación Española de Pediatría, se trata de un dolor de piernas benigno, propio de la infancia, que aparece por la noche sin que haya una causa que lo produzca. Ocurre hasta en uno de cada cinco niños, entre los dos y los 12 años (sobre todo entre los cuatro y los ocho).

Aunque se llama dolor de crecimiento, no hay constancia de que esta sea la causa. De alguna forma, es una referencia al grupo de población que la padece y a la benignidad del cuadro. Aunque se ha estudiado su relación con distintos factores, no se ha podido aclarar su origen.

El dolor aparece típicamente durante la noche, en ocasiones durante la siesta. El niño se despierta quejándose de dolor en ambas piernas. No es capaz de localizar una zona concreta y señala de forma difusa las pantorrillas o la zona anterior de los muslos o las espinillas.

Afecta a ambas piernas y no duelen las articulaciones. Los niños mayores lo describen como calambres, o como un dolor interno.

Al observar al niño no se encuentra ninguna alteración aparente en las extremidades. Tras varios minutos -a veces dura una o dos horas- el dolor desaparece y a la mañana siguiente se despierta sin ningún síntoma y realiza su actividad diaria con normalidad. Estos episodios pueden repetirse de forma intermitente durante meses.

En raras ocasiones, los dolores en las piernas pueden ser una manifestación de alguna enfermedad importante (enfermedades reumáticas, tumores, leucemia). El dolor tendrá entonces características diferentes (se debe consultar con el pediatra en caso de intensidad creciente y muy frecuente; dolor que no desaparece durante el día; el localizado en las articulaciones; en una sola pierna; debilidad, fiebre, malestar…).

A propósito de la migraña

La migraña, según Mayo Clinic, es un dolor de cabeza que puede causar sensación pulsátil intensa o pulsante generalmente de un solo lado.

A menudo suele estar acompañada de náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz y al sonido. Los ataques de migraña pueden durar de horas a días y el dolor puede ser tan intenso que interfiere en tus actividades diarias.

Algunas personas experimentan un síntoma de advertencia conocido como aura, que ocurre antes o con el dolor de cabeza. Un aura puede incluir alteraciones visuales, como destellos de luz o puntos ciegos, u otras alteraciones, como hormigueo en un lado de la cara o en un brazo o pierna y dificultad para hablar.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here