¿Por qué las infecciones víricas son más graves en hombres que en mujeres?
Un gen adicional ligado al cromosoma X actúa como un escudo protector para las mujeres. Imagen: brgfx/Freepik

Los resultados de un estudio experimental, realizado en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), revela por qué las infecciones víricas entre las mujeres son menos agresivas que en los hombres. Se trata de un gen adicional ligado al cromosoma X, que actúa como un escudo protector.

En el estudio que aparece en las páginas de Nature Immunology, la doctora Maureen Su, coordinadora del trabajo, concluye que la clave está en un regulador epigenético que aumenta la actividad de las células naturales asesinas (natural killer, NK).

Este equipo de UCLA descubrió que las células NK de ratones hembra y humanos tienen una copia adicional de un gen ligado al cromosoma X denominado UTX.

Este gen actúa como un regulador epigenético para impulsar la función antiviral de las células NK, mientras reprime el número de células NK.

Maureen Su, profesora de Microbiología, Inmunología y Biología Molecular, reconoce que “si bien es bien sabido que los hombres tienen más células NK, en comparación con las mujeres, no entendíamos por qué el mayor número de ellas no era más protector durante las infecciones virales. Resulta que las mujeres tienen más UTX en sus células NK que los hombres, lo que les permite combatir las infecciones virales de manera más eficiente”.

Como explican en su trabajo, los investigadores notaron que esto era cierto tanto para los ratones que tuvieran o no gónadas (ovarios en las hembras; testículos en los machos), lo que indica que el rasgo observado no estaba relacionado con las hormonas.

Además, los murinos hembra con menor expresión de UTX tenían más células NK que no eran tan capaces de controlar la infección viral.

Los hombres, más susceptibles a las infecciones víricas

“Esto implica a UTX como un determinante molecular crítico de las diferencias sexuales en las células NK”, afirma la autora principal del estudio, Mandy Cheng, estudiante graduada en biología molecular en UCLA.

Es bien sabido que los resultados de la infección viral están sesgados por sexo, siendo los hombres generalmente más susceptibles que las mujeres.

Paradójicamente, el número de células asesinas naturales (NK) antivirales aumenta en los hombres. Así, el equipo de UCLA ha demostrado que, si bien el número de células NK aumenta en ratones macho, “muestran una función efectora disminuida en comparación con las hembras en ratones y humanos. Estas diferencias no dependían únicamente de las hormonas gonadales, ya que persistieron en los ratones gonadectomizados”.

Los hallazgos sugieren que las terapias que involucran respuestas inmunitarias deben ir más allá de un enfoque de talla única y hacia un modelo de medicina de precisión, que adapta los tratamientos que tienen en cuenta las diferencias individuales de las personas, como la genética, el medio ambiente y otros factores que influyen en la salud y el riesgo de enfermedad.

Por su parte, el profesor O’Sullivan, coautor principal del estudio, explica que ante el reciente entusiasmo con el uso de células NK en clínica, “tendremos que incorporar el sexo como factor biológico en las decisiones de tratamiento y el diseño de la inmunoterapia”.

Los INH junto con el Departamento de Defensa, la Organización Nacional de Enfermedades Raras y los premios del Servicio Nacional de Investigación Ruth L. Kirschstein financiaron este estudio experimental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here