Ginseng contra la osteoporosis
El dong quai pertenece a la misma familia de plantas que el perejil, el apio y las zanahorias. Es popular en la medicina china para tratar disfunciones de salud femenina. Imagen: freepik

La planta angelica sinensis, conocida popularmente como ginseng femenino o dong quai, será la fuente principal de nuevos fármacos contra la osteoporosis, de acuerdo con las conclusiones de un estudio en el que han participado científicos chinos de diversos centros de universidades del país.

Estos investigadores eligieron ACS Central Science, editada en Estados Unidos, para publicar su trabajo. Entre ellos figuran Hao Gao, de la Universidad de Jinan, y Xin-Luan Wang, de la Academia China de Ciencias.

Antes de explicar el trabajo de estos científicos, recordamos que el dong quai pertenece a la misma familia de plantas que el perejil, el apio y las zanahorias. Es popular en la medicina china para tratar disfunciones de salud femenina. Pero desde MedlinePlus dejan muy claro que “la raíz puede afectar el estrógeno y otras hormonas”.

Normalmente, se utiliza el ginseng femenino para los síntomas de la menopausia, los cólicos menstruales, la migraña y muchas otras condiciones, “pero no existe una buena evidencia científica que respalde estos usos”, aclaran desde los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos, donde hacen las siguientes advertencias que deberían ser tenidas en cuenta por los consumidores de esta planta:

Cuando se toma por vía oral: El dong quai es posiblemente seguro cuando se toma durante seis meses. Se ha utilizado de forma segura en combinación con otros ingredientes en dosis de hasta 150 mg al día. Puede hacer que la piel sea más sensible a la luz solar. Los efectos secundarios comunes incluyen gases y presión arterial alta. Tomarlo en dosis más altas durante más de seis meses posiblemente no sea seguro. Contiene sustancias químicas que pueden causar cáncer.
Cuando se aplica a la piel: No hay suficiente información confiable para saber si es seguro o cuáles podrían ser los efectos secundarios.
Embarazo: Parece afectar el útero. Algunas investigaciones sugieren que tomarlo con otras hierbas durante los tres primeros meses de embarazo puede aumentar el riesgo de malformaciones congénitas.
Lactancia: No hay suficiente información confiable para saber si es seguro de usar durante la lactancia. Podría retardar la coagulación sanguínea y aumentar la posibilidad de hematomas y hemorragias en personas con trastornos hemorrágicos.
Cirugía: Podría retardar la coagulación de la sangre y aumentar el riesgo de hemorragia durante y después.

Ginseng femenino

Dicho esto, en ese estudio se detalla cómo llevaron a cabo una extracción química de la planta medicinal e identificaron dos nuevos compuestos, a los que han denominado falcarinphthalide A y B. Informan que también han determinado posibles precursores biosintéticos y vías metabólicas que las plantas utilizan para formar estos compuestos.

A continuación, probaron su eficacia en líneas celulares, para determinar su impacto en los osteoclastos, que facilitan la pérdida ósea. Observaron que sólo falcarinphthalide A y sus precursores mostraban actividad inhibidora de los osteoclastos y un efecto antiosteoporótico.

Un análisis más detallado demostró que falcarinphthalide A bloqueaba vías moleculares clave implicadas en la generación de osteoclastos.

Siempre según los autores del estudio, han logrado allanar el camino para nuevos tratamientos para la osteoporosis basados en el compuesto femenino de ginseng.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la osteoporosis como una enfermedad sistémica, caracterizada por una densidad ósea baja y un deterioro de la microarquitectura del tejido del hueso.

Todo ello conduce a una mayor debilidad ósea y a un aumento del riesgo de fracturas. Los huesos se vuelven más porosos debido a que aumenta el número y tamaño de las cavidades existentes en su interior.

Las fracturas por fragilidad son la consecuencia de la osteoporosis, aumentan exponencialmente con la edad y suponen una causa importante de mortalidad en las personas de edad avanzada. La enfermedad no tiene síntomas hasta que la pérdida de hueso es tan importante como para que aparezcan fracturas.

Los principales síntomas son la deformación de la columna como consecuencia de su inclinación hacia delante, pérdida de piezas dentales cuando la enfermedad afecta a la mandíbula y la compresión de órganos internos, debido a la curvatura de la columna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here