En el sistema inmune de los murciélagos puede estar la clave del cáncer
Ejemplar de 'Artibeus jamaicensis', el murciélago frugívoro jamaicano. Foto: Brock and Sherri Fenton/Genome Biology and Evolution

Un equipo multidisciplinar del Cold Spring Harbor Laboratory, en Nueva York, apuesta por los análisis genómicos comparativos de murciélagos y mamíferos susceptibles al cáncer, ya que pueden arrojar nueva luz sobre las causas de la enfermedad y sus vínculos con la inmunidad.

Los murciélagos son excepcionales entre los mamíferos, no sólo por su capacidad para volar sino también por su longevidad, bajas tasas de cáncer y su robusto sistema inmunológico. También se cree que desempeñaron un papel en la aparición del SARS-CoV-2, que causa Covid-19.

Los expertos piensan que la capacidad de los murciélagos para tolerar infecciones virales puede deberse a características inusuales de su respuesta inmune innata. Estas características hacen que sea un animal interesante para investigar, porque pueden tener implicaciones para la salud humana.

Por ejemplo, al comprender mejor los mecanismos del sistema inmunológico de los murciélagos que les permiten tolerar las infecciones virales, los investigadores podrían prevenir mejor los brotes de enfermedades de animales a personas.

Los análisis genómicos comparativos de murciélagos y mamíferos susceptibles al cáncer pueden eventualmente proporcionar nueva información sobre las causas del cáncer y los vínculos entre esta enfermedad y la inmunidad.

Ahora, en un estudio que aparece en Genome Biology and Evolution, el equipo dirigido por Richard McCombie ha secuenciado los genomas de dos especies de murciélagos: el frugívoro de Jamaica y el bigotudo mesoamericano. Llevaron a cabo un análisis genómico comparativo completo con una colección diversa de murciélagos y otros mamíferos.

Genes antivirales y anticancerígenos

En este estudio explican cómo encontraron adaptaciones génicas en seis proteínas relacionadas con la reparación del ácido desoxirribonucleico (ADN) y 46 proteínas en murciélagos que estaban relacionadas con el cáncer.

Encontraron también que estos genes alterados relacionados con el cáncer estaban enriquecidos más del doble en el grupo de los murciélagos, en comparación con otros mamíferos.

“Al generar estos nuevos genomas de murciélagos y compararlos con otros mamíferos, seguimos encontrando nuevas adaptaciones extraordinarias en genes antivirales y anticancerígenos”, afirma Armin Scheben, autor principal del estudio.

Los investigadores aumentaron secuencias genómicas previamente existentes con nuevos ensamblajes de lectura larga basados en Oxford Nanopore Technologies (ONT) para el murciélago frugívoro jamaicano (Artibeus jamaicensis) y el murciélago bigotudo mesoamericano (Pteronotus mesoamericanus).

Ambas especies pertenecen a Noctilionoidea, una superfamilia neotropical que comprende aproximadamente el 16% de la diversidad mundial de murciélagos.

Artibeus jamaicensis es uno de los mamíferos neotropicales más comunes y una especie modelo en la investigación sobre mamíferos, incluido el trabajo sobre inmunología de murciélagos. Es un miembro de la familia Phyllostomidae, posiblemente el linaje de mamíferos vivos con mayor diversidad ecológica.

Bajas tasas de cáncer en murciélagos

En este contexto, el equipo estadounidense hace hincapié en que los murciélagos son conocidos por una amplia variedad de adaptaciones notables que incluyen el vuelo motorizado, la ecolocalización laríngea, una longevidad inusual y bajas tasas de cáncer.

Los murciélagos también son huéspedes de diversos virus y han desempeñado un papel en brotes de virus zoonóticos emergentes, incluido el virus de Marburg, el virus Nipah y el síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 1 (SARS-CoV-1), ya sea a través del contacto humano directo o de huéspedes puente.

Es posible que los murciélagos también hayan desempeñado un papel en la aparición del SARS-CoV-2, ya que se han detectado virus progenitores estrechamente relacionados en murciélagos salvajes.

Asimismo, la capacidad de los murciélagos para tolerar infecciones virales puede deberse a características inusuales de su respuesta inmune innata. Juntas, estas adaptaciones convierten a los murciélagos en un poderoso sistema para investigar una amplia variedad de relaciones entre genotipo y fenotipo, incluidas varias con implicaciones para la salud humana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here