Nuevas regulaciones sobre e-cigarrillos empujan a los jóvenes al tabaco tradicional
Alrededor del 47% de los encuestados dijo que si las regulaciones eliminaran la nicotina en los cigarrillos electrónicos, no los usarían mucho pero aumentarían el uso de los cigarrillos tradicionales. Foto: Teksomolika / Freepik

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Duke, publicado en Substance Use & Maluse, los esfuerzos de la Agencia de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) y de las autoridades de algunas ciudades para limitar la disponibilidad y el atractivo de los e-cigarrillos para los usuarios jóvenes, podrían hacer que algunos usuarios fumen más cigarrillos de tabaco.

Las conclusiones están basadas en una encuesta a 240 adultos jóvenes estadounidenses que consumen conjuntamente cigarrillos electrónicos y tabaco de combustión tradicional.

Lauren Pacek, autora principal del estudio, destaca que “la FDA ahora tiene autoridad regulatoria sobre todos los productos de tabaco, incluidos los e-cigarrillos, y sabemos que algunas comunidades han tomado medidas para prohibir estos productos con sabor”.

cigarrillos electrónicos y tabaco tradicional
Imagen: Duke University

Explica que querían dar un primer paso para ver cuáles podrían ser las respuestas anticipadas de los usuarios a las nuevas regulaciones. “Nuestros hallazgos sugieren que si bien algunas regulaciones, como prohibir ciertos sabores para limitar el atractivo para los adolescentes, podrían mejorar los resultados para esos usuarios jóvenes, las nuevas regulaciones podrían tener consecuencias no deseadas con otras partes de la población“, aclara la investigadora.

La encuesta solicitó a los participantes de 18 a 29 años que predijeran el uso de dos productos que ya usaban, cigarrillos electrónicos y cigarrillos de tabaco tradicionales, en respuesta a regulaciones hipotéticas para limitar los sabores de e-cigarrillos y eliminar la nicotina en estos dispositivos.

El 33% de los consumidores de e-cigarrillos también fuman tabaco

Alrededor del 47% de los encuestados dijo que si las regulaciones eliminaran la nicotina en los e-cigarrillos, no los usarían mucho pero aumentarían el uso de los cigarrillos tradicionales.

En torno al 22% reconoció que si las regulaciones limitaran la personalización de los dispositivos, como las características que les permiten a los usuarios ajustar la dosis de nicotina o la temperatura de vapor, los utilizarían menos y consumirían cigarrillos normales.

Mientras que cerca del 17% matizó que si los e-cigarrillos se limitaran a los sabores del tabaco y el mentol, tampoco los usarían y fumarían más tabaco tradicional.

Pacek explica que, según otra investigación sobre el uso de cigarrillos electrónicos, aproximadamente un tercio de las personas que los usan también consumen otros productos del tabaco.

Aunque la encuesta fue pequeña y no fue diseñada para predecir el comportamiento de los usuarios de cigarrillos electrónicos, Pacek opina que los datos sugieren que al considerar los cambios en los e-cigarrillos, como limitar los sabores afrutados que se ha demostrado que atraen a los jóvenes, los reguladores deberían considerar los efectos posteriores de nuevas normativas en otros usuarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here