Con un páncreas pequeño la progresión a diabetes 1 es más rápida
Un volumen pequeño de páncreas puede predecir la progresión a la diabetes tipo 1 en etapa 3, según un estudio. Imagen: brgfx/Freepik

El tamaño del páncreas es un marcador temprano de riesgo de progresión de la diabetes tipo 1 y las imágenes de este órgano pueden tener un beneficio en el seguimiento del desarrollo de la enfermedad, concluye un estudio de científicos y clínicos de la Universidad de Vanderbilt (EE UU).

En Diabetes Care, aparece un estudio de cohorte prospectivo multicéntrico en el que se comparó el volumen del páncreas evaluado mediante resonancia magnética, puntuaciones metabólicas derivadas de la prueba de tolerancia oral a la glucosa (OGTT) y una combinación de volumen del páncreas y puntuaciones metabólicas, para predecir la progresión a diabetes 1 en etapa 3, en individuos con múltiples autoanticuerpos relacionados con la diabetes.

El equipo realizó una resonancia magnética del páncreas en 65 participantes con múltiples autoanticuerpos positivos. Estaban inscritos en el estudio TrialNet Pathway to Prevention of diabetes tipe 1.

Para los autores, estos hallazgos sugieren que “las medidas del volumen y el metabolismo del páncreas reflejan distintos componentes del riesgo de desarrollar diabetes tipo 1 en etapa 3 y que una combinación de estas medidas puede proporcionar una predicción superior que cualquiera de ellas por separado”.

En opinión del profesor Jack Virostko, autor principal, “cuando una persona ha desarrollado diabetes tipo 1 en etapa 3, hay una pérdida significativa de células beta y los síntomas generalmente presentes. Si podemos predecir mejor la progresión a esa etapa, nuestra esperanza es que podamos identificar y aplicar mejor terapias para frenar o detener el avance de la enfermedad, incluso antes del diagnóstico».

A la búsqueda de anticuerpos

Este equipo colaboró con TrialNet, una red de investigación financiada por los Institutos Nacionales de Salud (NIH), que investiga cómo se puede prevenir la diabetes tipo 1 en personas con alto riesgo de padecer la enfermedad.

La prueba TrialNet busca autoanticuerpos relacionados con la diabetes que indican un mayor riesgo de desarrollar el tipo 1. El examen puede detectar estos autoanticuerpos años o décadas antes del diagnóstico. La presencia de dos o más autoanticuerpos -según los diabetólogos- indica un alto riesgo de desarrollo futuro de enfermedades, pero los factores de riesgo que determinan cuándo se desarrollará la diabetes siguen siendo difíciles de alcanzar.

Para este estudio, el volumen del páncreas de los 65 participantes de TrialNet se determinó mediante el uso de imágenes por resonancia magnética sin contraste, puntuaciones metabólicas de la prueba de tolerancia oral a la glucosa y una combinación de volumen del páncreas y puntuaciones metabólicas para predecir la progresión a la etapa 3 de diabetes tipo 1 en personas con múltiples autoanticuerpos relacionados con la enfermedad.

En este trabajo, se dice también que las exploraciones con la técnica no invasiva de resonancia magnética, realizadas a intervalos de seis o 12 meses, siguieron un protocolo estandarizado validado para la evaluación cuantitativa del páncreas, en todos los centros de imágenes y hardware. El protocolo lo desarrollaron previamente miembros de este equipo de investigación, a través del consorcio de Evaluación Multicéntrica del Páncreas en Diabetes Tipo 1 (MAP-T1D), liderado por la Universidad de Vanderbilt.

Tamaño del páncreas en diabetes 1

Así, el profesor Daniel Moore, miembro del equipo, explica que “nuestros resultados sugieren que un volumen pequeño de páncreas puede predecir la progresión a la diabetes tipo 1 en etapa 3, con una discriminación similar a la de las mediciones derivadas de las pruebas de tolerancia oral a la glucosa y el Diabetes Prevention Trial-Type 1 Risk Score (DPTRS), una herramienta de predicción validada por TrialNet”.

Este investigador destaca igualmente que el volumen del páncreas y las medidas metabólicas no se correlacionaban, “lo que sugiere que reflejan diferentes aspectos del proceso de la enfermedad subyacente a la diabetes tipo 1 y proporcionan información diferente sobre el riesgo de enfermedad”.

La diabetes de tipo 1, denominada insulinodependiente, se caracteriza por una producción deficiente de insulina y requiere la administración diaria de esta hormona. Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2017 había nueve millones de personas con diabetes de tipo 1, la mayoría de ellas en países de ingresos altos.

Los síntomas incluyen excreción excesiva de orina (poliuria), sed (polidipsia), hambre constante, pérdida de peso, cambios en la visión y fatiga. Estos síntomas pueden ocurrir repentinamente.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here