Descubren en Colombia un pájaro mitad hembra, mitad macho
Mielero verde, bilateralmente ginandromórfico, cerca de Manizales (Colombia). 20 de mayo de 2022. Foto: John Murillo

El hallazgo de un pájaro en Colombia, extremadamente raro, mitad hembra y mitad macho, por un zoólogo de la Universidad de Otago (Nueva Zelanda), ha sido posible gracias al avistamiento de un ornitólogo aficionado de la Reserva Natural Don Miguel, en Villamaría.

El profesor Hamish Spencer se encontraba de vacaciones en Colombia cuando su acompañante, John Murillo, le señaló en un árbol un ejemplar de mielero verde (Chlorophanes spiza), un ginandromorfo bilateral. Spencer asegura que este fenómeno es extremadamente raro en las aves. “No conozco ningún ejemplo en Nueva Zelanda”, reconoce.

Las fotografías del ave hacen que el descubrimiento sea aún más significativo, ya que en su opinión son “posiblemente las mejores aves ginandromorfas bilaterales salvajes de cualquier especie jamás vistas”.

En Journal of Field Ornthology, aparece el trabajo en el que se describe el avistamiento y se explica que la ginandromorfia bilateral es la condición en la que un lado de un organismo exhibe caracteres masculinos y el otro, femenino.

El ave exhibía el típico plumaje masculino en el lado derecho y el plumaje femenino en el izquierdo. “Estuvo presente durante al menos 21 meses -señala el estudio- y su comportamiento coincidió en gran medida con el de otros mieleros verdes silvestres, aunque a menudo esperaba hasta que desaparecieran antes de alimentarse de la fruta que los dueños de la propiedad sacaban diariamente”.

El zoólogo neozelandés observó que el plumaje femenino es posible en ambos lados, lo que apoya el modelo de doble fertilización de ginandromorfia bilateral.

Pájaro sexualmente dimórfico

Esta particularidad se conoce en una gran cantidad de grupos de animales, con mayor frecuencia en aquellos que son sexualmente dimórficos (en los que es más fácilmente detectable). Anteriormente, se han informado varios ejemplos de aves.

El profesor Spencer puntualiza que los ginandromorfos (animales con características tanto masculinas como femeninas en una especie que generalmente tiene sexos separados) son importantes para nuestra comprensión de la determinación del sexo y el comportamiento sexual en las aves.

Los principales grupos en los que se ha registrado el fenómeno incluyen especies animales que presentan un fuerte dimorfismo sexual; con mayor frecuencia insectos, especialmente mariposas, crustáceos, arañas e incluso lagartos y roedores.

“Este ejemplo particular de ginandromorfia bilateral (macho por un lado y hembra por el otro) muestra que, como en muchas otras especies, cualquier lado del pájaro puede ser macho o hembra. El fenómeno surge de un error durante la división celular femenina para producir un óvulo, seguido de una doble fertilización por dos espermatozoides”, puntualiza este investigador.

Dicho en otras palabras, en las aves, se cree que el fenómeno surge como resultado de un error durante la meiosis del óvulo, con la posterior doble fertilización por espermatozoides separados. Como consecuencia, un lado del ave tiene células femeninas heterogaméticas (ZW) y el otro lado células masculinas homogaméticas (ZZ).

Segunda observación conocida

El estudio se refiere a la segunda observación conocida de un mielero verde ginandromorfo bilateral (Chlorophanes spiza), de Thraupidae (tanagras), que es común y conspicuo en su área de distribución desde el sur de México hasta el sureste de Brasil.

La especie se alimenta principalmente de néctar, frutas e insectos y, a menudo, frecuenta comederos que les suministran frutas. El plumaje es sorprendentemente dimórfico sexualmente: las hembras son de color verde hierba, ligeramente más pálidas por debajo, mientras que los machos son de color azul agua (a veces descrito como verde viridiano) con capucha, máscara y mentón negros.

El color del pico también es sexualmente dimórfico: los machos tienen una mandíbula y un maxilar inferior de color amarillo brillante, con un culmen negro; las hembras tienen una mandíbula de color amarillo opaco y un maxilar negro. Los juveniles se parecen en gran medida a las hembras.

Aunque los machos tienen, en promedio, alas y colas ligeramente más largas que las hembras, existe una variación considerable dentro de cada sexo y mucha superposición.

En el estudio se hace hincapié en que, “curiosamente, el informe anterior (Kniesche, 1914) observó el patrón inverso a nuestra observación, con el lado izquierdo del pájaro macho, en lugar de, como en nuestro caso, hembra. Muchos autores han sostenido que, en la mayoría de los casos de ginandromorfos bilaterales, el plumaje del lado izquierdo era femenino, manteniendo la observación de que en la mayoría de las especies de aves (y especialmente en todos los paseriformes) las hembras normalmente sólo tienen funcional su ovario izquierdo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here