Covid 19: nueva herramienta génica frente a las coinfecciones de este otoño
La Universidad de Stanford anunció en marzo de 2020 que, aproximadamente, una de cada cinco personas con Covid-19 también estaba infectada con otros virus respiratorios y que una de cada 10 con síntomas de enfermedad respiratoria diagnosticada con un virus respiratorio común, también estaban coinfectadas con el virus SARS-CoV-2. Foto: freepik

Un equipo interdisciplinar de investigadores de Estados Unidos ha mejorado este novedoso ingenio, con el que se pueden realizar pruebas genéticas simultáneas de SARS-CoV-2, que causa Covid-19, así como de diversos virus respiratorios comunes en casos de coinfecciones.

Estos datos son fundamentales para que los clínicos traten correctamente a pacientes de Covid-19 que, a su vez, están infectados por otros agentes patógenos, como el virus de la gripe.

La Universidad de Stanford anunció en marzo de 2020 que, aproximadamente, una de cada cinco personas con Covid-19 también estaba infectada con otros virus respiratorios y que una de cada 10 con síntomas de enfermedad respiratoria diagnosticada con un virus respiratorio común, también estaban coinfectadas con el virus SARS-CoV-2.

Y esto sin olvidar que también hay casos documentados de coinfecciones por bacterias y hongos. De ahí la importancia de este avance, que se detalla en Viruses.

Esta nueva herramienta de epidemiología génica proporciona información detallada sobre los virus presentes y cuando se utiliza con el modelo de inmunología molecular Nextstrain, también permite a los investigadores evaluar las nuevas variantes virales que circulan en un país y patrones para su propagación con el objetivo de ayudar predecir y mitigar futuros brotes, como explica el doctor Ravindra Kolhe, director del Laboratorio Molecular de la Universidad de Augusta y principal autor de este estudio.

Este trabajo es importante, ya que los déficits en el monitoreo del SARS-CoV-2 y el control de otros virus respiratorios que circulan conjuntamente siguen siendo los desafíos de salud pública en esta pandemia.

Coinfecciones de Covid-19 y otros virus respiratorios

El doctor Kolhe asegura que las coinfecciones son una realidad con estos virus respiratorios, como el causante de Covid-19, que transmitimos involuntariamente a través del aire cuando tosemos, estornudamos e incluso hablamos. Y más en lugares cerrados durante períodos prolongados, como hospitales, residencias de mayores o centros de trabajo.

Como reconoce este científico, vuelve la preocupación porque “ya no se utilizan las mascarillas; tampoco se respeta el distanciamiento social y se han reanudado nuestros horarios normales. Una consecuencia serán más coinfecciones”.

En colaboración con Illumina, empresa de biotecnología con sede en San Diego, los investigadores desarrollaron un panel de 41 virus que incluye cuatro coronavirus humanos comunes que han originado resfriados en personas durante años, así como SARS-CoV-2 y otros agentes patógenos como el virus respiratorio sincitial, que también causa un resfriado típicamente leve y más de una docena de virus de la gripe.

Analizaron un total 483 muestras de pacientes, en su mayoría tomadas con hisopos nasofaríngeos, así como una docena de muestras de saliva, que dieron positivo al SARS-CoV-2 en el estado de Georgia entre junio y diciembre de 2020.

Las pruebas estándar de SARS-CoV-2 utilizan la Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR), que puede indicar si el virus está presente, pero la técnica que utilizan para el panel secuencia el genoma viral que permite la detección de variantes, como la Delta.

Saber con precisión qué virus están presentes es importante porque, si bien hay algo en común entre los virus respiratorios, los tratamientos tienden a ser diferentes, pero no hay muchos datos cruzados sobre cuántos.

Por ejemplo, ¿qué sucede si un paciente de Covid-19, coinfectado con el virus de la gripe, recibe tratamiento con anticuerpos monoclonales o corticosteroides que ayudan a reducir la respuesta hiperinmune que puede destruir los pulmones por la tormenta de citocinas?

Epidemiología genética

Existe alguna evidencia de que los anticuerpos monoclonales y los corticosteroides también pueden ser efectivos para algunos tipos de gripe, pero aún hay muchas preguntas sin respuesta.

Este trabajo demuestra que la epidemiología genética es esencial para predecir la transmisión de enfermedades y los patrones de transmisión, incluido el potencial para reconocer un probable resurgimiento.

En este equipo de investigadores figura el doctor Ted Ross, director del Centro de Vacunas e Inmunología de la Universidad de Georgia, y el doctor Justin Bahl, del Centro de enfermedades infecciosas y virología de ese campus. Ross dirige uno de los nuevos Centros Colaborativos de Innovación en Vacunas contra la gripe, una iniciativa financiada por los Institutos Nacionales de Salud para desarrollar un preparado de dosis única que puede proteger contra múltiples cepas del virus de la gripe. También ha participado el hospital universitario Aga Khan, en Nairobi (Kenia).

Los Centros de Control de Enfermedades (CDC) de Atlanta usan Nextstrain de forma rutinaria para predecir mejor cómo infectarán los virus de la gripe en la próxima temporada, para que las vacunas sean más eficaces y se puedan acotar las áreas probables de mayor impacto.

El dispositivo que ha desarrollado el equipo del doctor Kolhe, que tuvo el apoyo del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, está disponible para otros investigadores a través de Illumina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here