Bebederos, esperanza para la conservación del koala
Koala bebiendo de un baño para pájaros. Foto: Universidad de Sydney

Un estudio de la investigadora australiana Valentina Mella, de la Universidad de Sydney, ofrece esperanza en la lucha para la conservación del koala, especie seriamente amenazada, gracias a bebederos artificiales. Los investigadores vaticinan en PLoS One que los koalas usarán regularmente estas estaciones de agua, particularmente durante los meses de calor seco.

“Las estaciones de bebida podrían ayudar a los koalas durante los eventos de calor y sequía y podrían ayudar a mitigar los efectos del cambio climático”, explica la doctora Mella. En su opinión, estos bebederos podrían ser una estrategia útil para apoyar a otros folívoros arbóreos, como planeadores y zarigüeyas en Australia, así como a perezosos, lémures y algunos monos en otros continentes.

Las poblaciones de koala a lo largo de la costa este de Australia han disminuido debido a la pérdida de hábitat por la deforestación, enfermedades como la clamidia, ataques de animales salvajes, incendios y atropellos en las carreteras.

Las autoridades australianas estiman que los koalas en Queensland y Nueva Gales del Sur disminuyeron de 326.400 en 1990 a 188.000 en 2010, alrededor del 42%.

Efectos del cambio climático

Los bebedesros pueden ser parte de una estrategia para apoyar a las especies amenazadas a sobrevivir al cambio climático, como el koala. Vídeo: Universidad de Sydney

Sin embargo, los koalas también son particularmente vulnerables a los efectos del cambio climático, ya que sufren estrés por calor, según la doctora Mella, y también porque los árboles de los que dependen se ven afectados por el cambio de temperatura y las precipitaciones.

Los koalas no pueden simplemente comer más hojas para compensar la reducción del contenido de agua en su comida favorita. Esto se debe a que estos animales están limitados en su ingesta de alimentos por las toxinas de las hojas.

“Se predice que el aumento de las emisiones de CO2 aumentará el nivel de compuestos fenólicos y taninos en las hojas de eucalipto“, destaca la investigadora. “Esto significa que los koalas necesitarán estrategias alternativas para encontrar agua y ahí es donde podemos ayudar con los bebederos”.

La doctora Mella realizó un trabajo de campo en Gunnedah, en el oeste de Nueva Gales del Sur, donde, en 2009, una ola de calor causó la muerte a una cuarta parte de la población de koalas.

Bebederos para la termorregulación del koala

Durante los primeros 12 meses del estudio, la doctora Mella y su equipo registraron 605 visitas de animales a 10 bebederos de agua. De esa cifra, 401 fueron koalas.

“El acceso frecuente al agua puede ser fundamental para ayudar a la termorregulación cuando las temperaturas son altas“, según la investigadora.

“Necesitamos monitorear cómo son de efectivos, ya que las estaciones también pueden atraer a animales salvajes y depredadores. Afortunadamente, no hemos registrado ninguna muerte por depredadores cerca de las estaciones de bebida en Gunnedah”, explica la investigadora.

Para mitigar este riesgo, su equipo ahora ha desarrollado bebederos que son inaccesibles para los depredadores terrestres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here